Síganos

Mon – Sat 8.00 – 18.00

GO UP

¿Cómo es la Ley de construcción en Puerto Escondido?

 

Todo lugar que posee una riqueza natural importante, es de gran interés para distintas personas que no siempre comparten las mismas visiones. Éste es el caso de Puerto Escondido, en la costa del pacífico mexicano, al suroeste del país, dentro del Estado de Oaxaca. 

 

Este paraíso que permaneció durante muchos años “escondido”, hoy recibe mucha atención por parte de grandes empresarios que empiezan a ver su potencial económico y turístico. Originalmente, esta pequeña ciudad era atractiva mayormente para la comunidad surfer, ya que aquí se encuentra el famoso pipeline mexicano. La tercera ola más grande del mundo, luego de Nazaret (Portugal) y de Maui (Hawaii), está en la playa de Zicatela de Puerto Escondido. En el verano, puede llegar a medir hasta 15 metros. 

 

El turismo que comúnmente visitaba las costas de Oaxaca, tenía que ver más que nada con el deporte acuático y sus competencias. Sin embargo, debido a distintas razones, Puerto Escondido ha dejado de ser un paraíso únicamente surfer y se ha vuelto una atracción para distintos estilos de turistas y viajeros. Y es que, si conocés Puerto, podrás entender por qué.

 

La variedad de sus playas, la abundancia de su naturaleza, la increíble fauna que la habita y su buena vibra, hacen de esta costa, un atractivo lugar para disfrutar de las vacaciones o realizar un cambio de vida. Este aumento en el turismo y los visitantes que llegan a Puerto Escondido, trajo consigo grandes empresarios y grupos inmobiliarios que comenzaron a ver oportunidades de inversión turística, asociada a grandes desarrollos en materia de construcción.

 

Este interés de inversionistas entró en conflicto con los intereses de los habitantes locales. 

 

La Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección del Ambiente, en su artículo 28, estipula que: “La evaluación del impacto ambiental es el procedimiento a través del cual la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) establece las condiciones a que se sujetará la realización de obras y actividades que puedan causar desequilibrio ecológico o rebasar los límites y condiciones establecidos en las disposiciones aplicables para proteger el ambiente y preservar y restaurar los ecosistemas, a fin de evitar o reducir al mínimo sus efectos negativos sobre el medio ambiente.” 

 

Por esta razón, todas las construcciones deben presentar un estudio del Impacto Ambiental para su autorización. Este punto, en Puerto Escondido, ha generado mucha contradicción. Ya que, la riqueza natural y la calidad de su ola, son las principales atracciones de esta costa. Si alguno de estos factores se ve condicionado por las construcciones, eso se traduce en un conflicto en la comunidad.

 

Al estar dividido en dos municipios, la resolución de este tipo de conflictos, se complejiza. Mientras que, el Municipio de Santa María de Colotepec se rige por usos y costumbres, el Municipio de San Pedro Mixtepec, se rige por partidos políticos. Cada lado tiene su historia en materia de construcciones. Para lograr llegar a un acuerdo, hace varios años se estipuló, mediante asamblea de colonos, un acuerdo: se construirían únicamente 2 niveles, más otro nivel de palapa. Este pacto fue respetado por la gente local durante muchos años.

 

Los fundamentos de este acuerdo radican en que, con ese máximo de altura, la calidad de la ola no se vería afectada y las construcciones no impactarían de manera negativa en la conservación del ecosistema local. Cabe destacar que la mayor parte de la economía de Puerto Escondido depende del surf y de su riqueza natural.

 

El acuerdo establecido entre los municipios en aquella asamblea, poco a poco se ha ido perdiendo debido a un fuerte aumento del turismo y al desplazamiento de las comunidades locales.

 

En los meses que van del 2022, se han suspendido al menos 3 desarrollos inmobiliarios que, según la comunidad, no respetaban este acuerdo y se convertían en una amenaza para la calidad de la ola y la conservación de los ecosistemas locales. 

 

Ejemplos de esto son: el caso Oxean con intención de construir un edificio de 80 departamentos de lujo sobre la playa de Bacocho. Playa que es fundamental para la conservación de tortugas marinas. Especialmente, 2 tipos de tortugas que se encuentran en peligro de extinción y que cada año desovan y nacen en esta playa. La construcción de este edificio afectaría gravemente la conversación de estas especies de tortugas. 

 

Locales, visitantes, extranjeros viviendo en Puerto Escondido y varias personas de la comunidad se han organizado para protestar, de manera pacífica contra Oxean y éste tipo de construcciones. Luego de varias instancias de debate, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ha decidido suspender la obra debido a que no se cumplía la entrega del informe de impacto ambiental según estipula la Ley, en su artículo 28.

 

Recientemente, ha sido suspendida también la construcción que se encuentra en la Punta de Zicatela, al lado del famoso beach club El Bicho, por la misma razón. 

 

En resumen, la ley de construcción en Puerto Escondido se rige por la necesidad de generar un impacto ambiental que esté avalado por la Semarnat. Pero, además, por ser un lugar de surf exclusivo con una ola privilegiada y reconocida a nivel mundial, sus municipios han acordado que las construcciones no deben superar los 2 niveles más un nivel de palapa, sin excepción.

 

En la importancia de respetar estos acuerdos, radica la continuidad de Puerto Escondido como un paraíso de la costa oaxaqueña.

 

Dejar un comentario

×

Hello!

Click aqui para hablar con nosotros en WhatsApp

×