Síganos

Mon – Sat 8.00 – 18.00

GO UP

¿Por qué llegan tortugas a Puerto Escondido?

 

¿Sabes que si no existiesen las tortugas en los océanos, no podríamos meternos a nadar? Esto es porque ellas son las encargadas de controlar las poblaciones de medusas venenosas y de aguas malas para nuestra salud. Sin embargo, ésta no es la única razón por la cual las tortugas son tan importantes en los ecosistemas marinos. 

 

Además, son las encargadas de regular muchos ciclos de la naturaleza del cual forman parte varios seres vivos, indispensables para la conservación de los océanos y mares. 

 

Estos reptiles de sangre fría que convivieron con los dinosaurios y existen hace más de 100 millones de años, se encuentran actualmente en estado de peligro de extinción. Su protección es fundamental. Las tortugas marinas sobrevivieron ante muchos de los grandes cambios ambientales y diversas amenazas como la caza ilegal de sus huevos o el uso de sus pieles para productos industriales. Hoy en día ya existe mucha más conciencia al respecto sobre la temática y los principales lugares que sirven de nido para estos animales, se han convertido en grandes santuarios de protección animal.

 

Puerto Escondido, en el Estado de Oaxaca, México, es uno de los lugares preferidos por las tortugas marinas. Existen ocho tipos en todo el planeta y siete de ellas llegan a las costas mexicanas. Más precisamente, al Estado de Oaxaca llegan las especies conocidas como las golfinas (las más comunes), la prieta o negra, la carey y la laúd (las de mayor tamaño). 

 

Las dos playas más importantes del mundo para la conservación de estas especies marinas, se encuentran bien cerca de Puerto Escondido y son las playas de Escobilla y Playa de Morro Ayuta. Ambas playas reciben en total más de 2 millones de tortugas adultas al año que llegan a desovar en grandes grupos. Este fenómeno se lo conoce como las arribadas. Muchos turistas eligen visitar Puerto Escondido para poder ser testigos de esta mágica experiencia de la naturaleza. 

 

El desove se produce entre los meses de julio a diciembre. Las hembras, que son las únicas que salen del mar, esperan las fases de la luna (se estima que salen en luna nueva) para marcar su camino en la playa hasta encontrar un lugar seguro en donde poner sus huevos. Con sus patas traseras, cavan un pozo de unos 45 centímetros aproximadamente en donde enterrar sus huevos. Pueden llegar a desovar hasta 100 huevos. Luego, tapan el pozo con sus patas y vuelven enseguida al mar. El espectáculo dura aproximadamente 1 hora en total. Cuarenta y cinco días después las tortugas bebés rompen el cascarón para salir al mar al encuentro con sus mamá.

 

Las tortugas adultas, vuelven siempre al mismo lugar de dónde nacieron. Es por ello que, sigue habiendo muchísimas tortugas que vuelven a las playas de Puerto Escondido para realizar el desove, y así sucesivamente con las generaciones siguientes.

 

El fenómeno de las arribadas, el desove y los nacimientos de tortugas, son un gran atractivo turístico para las personas que deciden pasear por la costa de Oaxaca. Es importante conocer e informarse acerca de la temática y de la mejor forma de ser testigo de estos actos de la naturaleza, para contribuir de manera positiva a la conservación de estas milenarias tortugas marinas. Su correcta protección, garantiza la continuidad de Puerto Escondido como un destino ecoturístico.

 

Dejar un comentario

×

Hello!

Click aqui para hablar con nosotros en WhatsApp

×